Envidia Mediterránea – 16.8.12 – Henry J. White

images (2)

Encumbre su mirada, mas allá
de donde podía brillar,
y sus curvas, envidia del oleaje Mediterráneo
ensalzaban la belleza, de nuestro tranquilo mar.

Etereos besos que portaban las gaviotas,
y sucumbian en las suaves playas del Arenal.
El Peñon como testigo, de su inquebrantable amistad,
y la Luna sobre el, con la brisa del viento,
guardian eterno de su amor inmortal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s