Ella – 22.11.04 – Henry J. White

…y broto del cielo
un arbol y su fruto olvidado.
Aquel que lo toma
queda por siempre iluminado,
mas no todo lo que reluce es oro
aquella fruta prohibida
que todo lo daba, bien quitaba la vida.

Una M de Milagro,
una A de Amparo,
siempre de todo Riendo,
en un mundo Ilusorio,
de vida jamas Amargada.

Asi era ella, Maria.
Una chica enamorada
que no siempre bien elegiria
mas siempre a todos ayudaba.

Daba y no recibia
que maldita injusticia.
En la que un mortal como yo
poco podia ofrecer su valia.

Pero hoy era el dia,
en que diosas y mortales sucumbian
aquella diosa que siempre me escucho,
aquella joven que nunca recibio,
dejo atras su vida inmortal,
para entrelazarse en mi prosa
dando credibilidad a una unica verdad.

La que acercaba
el mundo inmortal,
a la vida terrenal.
Dejo arriba su inocencia,
para a todos enseñar,
su sabio amor como ciencia.

Un milagro ella nos dio,
un sentimiento de amparo
que todo lo vio.
Una sonrisa de jubilo nos lleno
para todos quedar hechizados,
para todos amar, y ser enamorados.
Pues ella es todo y nada.

Ella es un Milagro,
es simple Amparo.
ella es la Reencarnacion
del Imperioso,
sentimiento del Amor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s